Logística ecológica, la logística del futuro

La era moderna no solo ha traído beneficios para los humanos, se han observado importantes impactos negativos sobre la biodiversidad, lo que ha despertado la conciencia ambiental de todos. En el sector industrial, la logística verde está ocupando un lugar importante, desde el diseño del producto, pasando por el embalaje y el transporte.

Logística y embalaje ecológicos

La revolución verde ya está en marcha, los ambientalistas se han convertido en una tendencia general. En cuanto a los envases en particular, los esfuerzos se centran en el uso de envases reutilizables, elaborados con materiales renovables y sostenibles, diseñados lo más cerca posible de la mercancía con el fin de reducir su tamaño y peso ... Logística ecológica que se aplica particularmente en el comercio electrónico.

De hecho, los consumidores juzgan a los actores del comercio electrónico por su capacidad para adoptar prácticas eco-responsables, más específicamente en términos de envases, que a menudo han sido criticados por ser dañinos para el medio ambiente. Así, para contribuir a la conservación de la biodiversidad, estos últimos apuestan cada vez más por el uso de envases reciclables: fundas de envío en papel kraft o acolchadas con papel, envases de plástico de origen vegetal, etc.

Tendencia hacia el almacén verde

Como recordatorio, la logística verde tiene como objetivo reducir el impacto de las actividades de logística y transporte en el medio ambiente. Es decir, se trata de reducir el consumo de recursos así como la producción de residuos, de ahí el concepto de almacén verde, entre otros.

Desde una perspectiva ecológica, los almacenes ahora deben monitorear su consumo de energía, así como su huella ambiental. Ahora se adoptan varias opciones para lograrlo, como el uso de iluminación de bajo consumo como lámparas LED, la difusión de luz natural o aislamiento reforzado del edificio para evitar cualquier pérdida de calor o frío, uso de una planta de energía fotovoltaica, el establecimiento de un sistema autónomo de gestión del agua de lluvia, etc.

Un desafío constante para el transporte

El eco de la logística ecológica resuena incluso en el transporte. Actualmente, el uso de combustible en el transporte de mercancías aún no tiene una alternativa más ecológica. Sin embargo, las empresas están haciendo todo lo posible por optimizar este aspecto reduciendo las distancias recorridas, los retornos vacíos y el número de viajes, pero también utilizando el transporte combinado, que es menos contaminante.

El transporte combinado, también llamado transporte intermodal, consiste en utilizar sucesivamente dos o más modos de transporte para el encaminamiento del envío de mercancías. Es la opción "ferrocarril-carretera" que utilizan con frecuencia las empresas, es decir, el transporte de mercancías por ferrocarril y luego la entrega final por carretera.

En definitiva, los consumidores han cambiado sus hábitos y son cuidadosos con sus compras, teniendo en cuenta el esfuerzo de las empresas por respeto al medio ambiente. Además, estos últimos hacen todo lo posible por cumplir con la logística verde, garantizando el desarrollo sostenible: menos materias primas, uso de equipos e infraestructura que consuman menos energía y optimización de rutas para tener menos flujos de transporte. Por tanto, la logística ecológica se ha convertido en algo habitual.