¿Cómo proteger adecuadamente su hogar de los riesgos?

Varios daños pueden afectar su hogar, en particular una inundación, una intrusión, un incendio u otra situación que requiera la instalación de un dispositivo de seguridad eficaz. Ya sea inquilino o propietario, anticipe los posibles riesgos con los siguientes consejos.

Contrata un seguro de hogar

Una de las primeras cosas en las que pensar es comprar un seguro de hogar. Esto le permitirá asegurarle, en particular, que incluso en el caso de un problema, su alojamiento siempre está bien asegurado. Sin embargo, antes de comprar elseguro para su hogar, elija la fórmula que se adapte perfectamente a sus necesidades. Algunas ofertas de seguros cubren el mínimo obligatorio, a saber, su responsabilidad civil si es inquilino y sus bienes muebles y muebles. Otras están dirigidas tanto a propietarios como arrendatarios de inmuebles totalmente equipados.

Tenga en cuenta que algunas compañías de seguros ofrecen fórmulas relativamente completas incluyendo garantías esenciales como rotura de cristales, daños por agua, desastres naturales, pero también responsabilidad civil y responsabilidad civil.

¿Cómo proteger su casa de robos?

Además de suscribir un contrato de seguro, se deben poner en marcha otras soluciones para proteger su hogar de robos, en particular la instalación de vallas, ventanas antirrobo o incluso sistemas para proteger su propiedad como un caja fuerte. No dude en utilizar iluminación programada para simular su presencia cuando cae la noche. Para mantener alejados a los ladrones, considere también instalar un sistema de monitoreo remoto en su casa. También se recomienda un sistema de alarma con detector.

Mejores prácticas para proteger su hogar de los riesgos de incendio

Provocando daños materiales, pero también humanos, se produce un incendio cada dos minutos en Francia. Para reducir los riesgos, se deben adoptar determinadas buenas prácticas. Considere en particular haga revisar sus instalaciones con regularidad sensible por un profesional. Estos incluyen, entre otras cosas, instalaciones eléctricas, relacionadas con la calefacción o el gas. Asegúrese de que todas sus instalaciones eléctricas sean seguras. Preste especial atención a elementos como cables eléctricos defectuosos o regletas de enchufes sobrecargadas que presentan un riesgo de sobrecalentamiento. Si tiene una chimenea, pídale a un profesional que la barre al menos una vez al año si funciona con gas, y dos veces al año si funciona con aceite o madera. Por último, equipe su hogar con un detector de humo que cumpla con las normas europeas y tenga marcado CE.

Reducir el riesgo de inundaciones

Para proteger una casa del riesgo de inundaciones, antes de construir o comprar bienes raíces, primero averigüe dónde está ubicado el terreno, si está en una zona de inundación. Para ello, consulte el Plan de prevención de riesgos de inundaciones naturales (PPRI) en el ayuntamiento. Este documento establece en particular las condiciones obligatorias que deben respetarse si el terreno está ubicado en una zona edificable. Además, para reducir el riesgo de inundaciones durante la construcción de la casa, colocar el primer piso por encima del umbral de referencia de inundación (información especificada en el PPRI). Además, ya sea durante la construcción o renovación, impermeabilice las aberturas de la casa con sistemas anti-inundación. No dude en instalar dispositivos anti-reflujo o elevar el umbral de las aberturas.