¿Cómo gestionar la relación con el proveedor?

gestionar la relación con el proveedor

Se debe preservar la relación con terceros, es decir, proveedores y subcontratistas, a fin de reducir el riesgo de litigios y otros desacuerdos que afectarían negativamente a la productividad de la empresa. Además, es imperativo construir una relación sana y establecer un clima de confianza con los proveedores. Aquí hay algunos consejos para hacer esto.

La elección de colaboradores

Para esperar tener una buena relación con los proveedores, será necesario comenzar por establecer un buen diálogo y un clima de confianza con ellos. En partant sur des bases saines, il devient plus facile de collaborer et d’établir une relation où le respect et la transparence sont de mise. Le choix des fournisseurs ne doit pas être fait à la légère, ceci afin de garantir des échanges positifs par la suite. Il est important à cet effet de ne retenir que des candidats qui ont déjà de bonnes années d’expérience derrière eux et qui maitrisent leur secteur d’activité. La sélection devra également tenir compte de la taille de l’entreprise, de ses tarifs et de ses méthodes de travail. Le fournisseur devra par ailleurs proposer les produits de qualité et proposer des tarifs avantageux. Une fois qu’on a retenu un candidat, il est impératif de mettre en place des règles et des conditions de collaboration.

¿Cómo asegurar una relación de trabajo en la que todos ganen?

negociar con el proveedorLa relación con el proveedor debe basarse en la confianza y la transparencia, lo que garantizará una colaboración beneficiosa para todos. También es imperativo mantenerlo informado de los métodos de trabajo de la empresa y buscar con él soluciones que faciliten los intercambios. los implementación de una solución de digitalización También se deben recordar las facturas de proveedores que simplificarán el envío y la recepción de facturas. Pueden ser necesarias reuniones para establecer las líneas a seguir y las condiciones de colaboración.

Cabe recordar que la relación con el proveedor no se trata solo de enviar pedidos, recibirlos y pagar la factura. La implicación del proveedor debe ser plena y para esperar que la relación evolucione, es interesante remodelarla hasta que todos encuentren su beneficio. De hecho, la idea es establecer una relación de beneficio mutuo entre las dos partes. En todos los casos, empresa y proveedor deberán acordar la calidad de los productos, los plazos de entrega así como los plazos y condiciones de pago.

Una relación duradera también solo es posible si ambas partes saben cómo encontrar las soluciones más adecuadas en caso de problemas, con el fin de reducir las disputas. Con el tiempo, será fácil para ambos satisfacer eficazmente las necesidades de cada una de las partes. Los intercambios solo serán más efectivos y es interesante recordar que los intercambios deben ser siempre respetuosos y transparentes. Siempre que se respete cada uno de estos imperativos, la relación laboral será muy positiva.