Coche averiado en París, ¿qué hacer?

reparación automática

Si su automóvil no arranca o se descompone mientras conduce, ya no podrá llevarlo al garaje por su cuenta. Por lo tanto, deberá encontrar rápidamente una solución de remolque o recuperación en el sitio. En París existen empresas especializadas que pueden acudir a su domicilio o recoger su vehículo. ¿En qué casos llamar a un reparador de automóviles en París? ¿Cómo va la intervención?

Situaciones de emergencia que requieren reparación in situ

Cuando un automóvil no arranca, a menudo hay que pensar en una batería descargada y será necesario recargarla en el acto. El solucionador de problemas vendrá al sitio con un amplificador o un potente vehículo de terceros que conectará al suyo utilizando abrazaderas especiales que conectan las dos baterías. Dependiendo de la marca del vehículo y las características específicas de la batería, esta última a veces se puede cambiar directamente en el sitio sin transportarla a un taller de terceros.

los servicio de reparación de automóviles en París También es necesario cuando se enciende el vehículo, pero después de unos metros el motor "toserá", el automóvil se sacude y comienza a fumar. En este caso, debes detenerte de inmediato, ya que es muy probable que hayas cometido un error de combustible que requiera un vaciado completo del tanque.

Lo mismo se aplica en caso de bloqueo involuntario del vehículo con pérdida de llaves o pinchazo. En el primer caso, debe saber que un profesional de reparación de automóviles en París debe poder abrir su vehículo y reprogramar una llave en el acto. En el segundo caso, el profesional vendrá a su domicilio para desmontar la llanta pinchada e instalar una llanta de refacción o en ocasiones la calle final si está en stock. Si su vehículo no tiene una rueda temporal, el vehículo será remolcado al garaje de su elección.

Averías más complejas

Ya sea que se encuentre cerca de su lugar de estacionamiento habitual o varios cientos de kilómetros de distancia, algunas averías requieren que el vehículo sea remolcado por un camión equipado con una plataforma adecuada.

A medida que los automóviles están cada vez más equipados con dispositivos electrónicos, una simple luz encendida puede bloquear todo el sistema y hacer que el vehículo se detenga. Si esto le sucede en una carretera rural o incluso en París, la intervención de una grúa será fundamental.

Sobre todo, no tengas miedo de ver tu coche instalado en este tipo de plataforma, porque el técnico reparador tomará todas las precauciones necesarias para asegurarse de que esté perfectamente sujeto. Sin embargo, asegúrese de realizar una inspección contradictoria de su vehículo antes de que sea atendido para evitar cualquier disputa posterior sobre un posible rayón o daño que note al bajar de su vehículo.

La solución de problemas también puede tener lugar en el caso de un vehículo dañado y este último puede dejarse en el garaje autorizado por el compañía de seguros quién pagará las reparaciones.