Cabello dañado: ¿cómo cuidarlo?

Para cuidar tu cabello, nada mejor que utilizar mascarillas capilares naturales. También es necesario adoptar buenos gestos como evitar los colorantes regulares o aplicar temperaturas muy altas al cabello.

El daño al cabello puede ser difícil de tratar. Pero no se desespere. Existen cuidado del cabello tratamientos adaptados y específicos para ayudarlo a devolver el esplendor a su cabello. Si está interesado en obtener más información sobre estos tratamientos, es posible que le interese lo siguiente.

Evite la coloración y el calor

el tinte de pelo no es malo en sí mismo. Es el uso regular de tinte para el cabello lo que es malo. De hecho, el cabello teñido tiende a debilitarse más rápidamente. Si te gusta cambiar el color, es mejor hacerlo de vez en cuando.

También se deben aplicar temperaturas suaves al cabello. No te asustes. No se trata de deshacerse de todos tus accesorios para el cabello.

Si estás acostumbrado a usar un secador de pelo, por ejemplo, opta por el secado en frío si tiene esta característica.

Esto también se aplica a las planchas de pelo y rizadores. Cuando utilice estos dispositivos, utilice la temperatura más baja posible.

Mascarillas para el cabello

los mascarillas para cabello dañado repara eficazmente el cabello dañado. Esta solución también se puede considerar en un enfoque preventivo para el tratamiento del cabello. Hay muchas mascarillas para el cabello en el mercado fabricadas por las principales marcas de cosméticos. Si no tiene ganas de utilizar productos químicos que contengan productos químicos, puede optar por productos de belleza ecológicos. Están elaborados con productos naturales.

Existe otra alternativa a todos estos productos comerciales: las máscaras caseras. Al contrario de lo que puedas pensar, hacer mascarillas caseras para el cabello no es tan complicado. Los ingredientes se utilizan principalmente en la vida cotidiana. Estos son aloe vera, huevos, aguacate, plátano, limón ...

¿Qué champús usar para luchar contra el cabello dañado?

No se recomienda el lavado regular con champú cuando el cabello está seco y dañado. Esto se debe a que los champús tienden a eliminar el sebo del cabello. Sin embargo, el sebo protege el cabello y le da brillo.

Afortunadamente, existen champús adecuados para la situación. Opte por champús que estén compuestos por ácidos grasos, aceites o ácidos grasos esenciales. Evite los champús que produzcan espuma.

Para aplicar el champú, cepille bien el cabello y luego lávelo con agua fría. Luego aplica el champú sobre el cabello. No frotes el cabello con demasiada fuerza. Después del enjuague, puede aplicar acondicionador.

Aparte de estos consejos, también puedes probar nuevos peinados como el moño alto (nudo superior). Oculta las puntas de tu pelo dañado.

Si quieres saber más sobre el tema, encontrarás asesoramiento pinchando aquí.