¿Y si pilates te ayudara a ganar confianza?

Todo el mundo sabe que practicar deporte de forma habitual es excelente para la salud. Nuestros tiempos están llenos de trabajos que requieren que estemos sentados durante muchas horas todos los días, por lo que necesitamos encontrar una actividad física que permita trabajar los músculos del cuerpo. No siempre es fácil practicar deporte cuando no se ha practicado un solo deporte en los últimos años. Además, es posible que no te guste sudar, por eso pilates es para ti. Practicando este deporte en el Estudio de Pilates Montpellier por ejemplo, se mantendrá en forma, pero sobre todo, aumentará la confianza en sí mismo.

Un deporte accesible para todos

No importa cuál sea tu condición física, eres bastante capaz de iniciarte en pilates. La clave es comenzar lentamente, con ejercicios sencillos. Tu cuerpo necesitará fortalecer los músculos, especialmente en la espalda y la pelvis, para que puedas practicar posiciones más complejas. Todo el mundo puede iniciarse en pilates, pero aún necesita un buen profesor. Si bien una vez que se convierta en un practicante regular podrá realizar la mayoría de las posiciones en casa, es mejor comenzar bajo la atenta mirada de un maestro.

Algunas posiciones no son obvias y la práctica incorrecta puede provocar lesiones, lo cual es cierto en todos los deportes. Lo ideal es acudir a una clase privada o en grupo según tus preferencias y tus medios, para recibir sabios consejos de deportistas acostumbrados a formar nuevos entusiastas del pilates.

Posiciones que aumentan la confianza en uno mismo

A menudo comparamos los efectos del pilates a los del yoga. Efectivamente, el objetivo es reequilibrar las energías que circulan en el cuerpo, y en el más o menos corto plazo, esto influirá en tu autoconfianza. Al elegir posturas simples para comenzar, ganarás terreno en este deporte y te desarrollarás más rápidamente después.

Las posiciones trabajadas te darán fuerza a nivel mental, cuando pongas el pecho hacia adelante, que ancles los pies en el suelo o que mires de frente, tiende a potenciar tu ego.

Aprendizaje que permite un desarrollo rápido

Las posturas básicas son fáciles de aprender, lo que significa que las aprenderá rápidamente. El hecho de no enfrentarte a fallos recurrentes será excelente para tu autoconfianza, además, podrás evolucionar rápidamente gracias a los consejos de tu profesor de pilates.

Por último, ten en cuenta que pilates te permitirá trabajar en tu respiración y, sobre todo, reducir tu estrés. Como sabemos, esto último tiende a atacar la estima que podamos tener por nosotros mismos, por eso es importante encontrar la manera de hacerla desaparecer o al menos reducirla. La práctica de pilates se convertirá en tu momento privilegiado durante el cual reenfocarás en ti mismo y conseguirás encontrar un cierto equilibrio interior.