Una proyección de cine en casa como si estuvieras en un teatro

proyección de cine

Durante estos días en los que aumenta el tiempo dedicado al ocio en casa, agradecemos que las películas o series proyectadas tengan la mejor calidad posible.

La “nueva normalidad” es controlar y limitar el acceso a lugares públicos en general y cines en particular. Esto está generando un interés creciente por la calidad del cine en casa, que ya era muy popular antes de que surgiera esta nueva situación.

El cine en streaming se está generalizando para que la experiencia sea lo más cercana posible a lo que se obtiene dentro de un cine. La tecnología tiene mucho que decir y ya está llegando a los hogares. Aquí hay información para organizar un proyección de cine en casa, pero si eres un principiante, lo mejor es llamar a un profesional que te ayudará a instalar el equipo y elegir la película o películas que más te convengan para un día o unos días.

Los dispositivos tecnológicos necesarios para una proyección cinematográfica

Pocas veces son tan relajantes y placenteras como la que acompaña al olor a palomitas y sabiendo que vas a disfrutar de una buena película mientras estás cómodamente sentado en el sofá de la casa. Si no puede disfrutar de las películas en una sala de cine, es posible tener todo el equipo técnico que necesita para ser como si estuviera en una sala de cine.

La elección del proyector

Hay que tomar una decisión fundamental para lograr la máxima calidad y transformar el salón en lo más parecido a una sala de proyección profesional. Esta elección se centra en un televisor o un proyector. La elección del proyector es importante porque con este dispositivo tienes espacios de color profesionales como DCI-p3 y REC 709, es decir, la calidad del color está mucho más cerca de lo que ves durante una proyección de cine.

Sin embargo, se debe tener en cuenta la atmósfera del lugar, es decir, la sala donde se proyecta la película debe estar preparada de tal manera que la luz ambiental se pueda reducir considerablemente ya que un proyector no soporta bien este aspecto. Con un televisor, sin embargo, podemos luchar mejor contra el exceso de luz del exterior porque su imagen emite mayor brillo.

De cualquier manera, la calidad de imagen de un proyector siempre será superior. Para tener una buena resolución, esta máquina debe poder trabajar con una gran cantidad de píxeles, cuantos más, mejor.

Proyectores con 4K nativo

Cuando hablamos de 4K Nativo, significa que la resolución con la que emiten estos proyectores ya es de 3840 X 2160 píxeles. Esto significa que incluso si se escala, la imagen proyectada tiene más píxeles y muestra más detalles.

Lúmenes necesarios

La salida de luz con la que los proyectores pueden superar la luz ambiental es de suma importancia. Dependiendo de las condiciones del lugar utilizado para la proyección (oficina, habitación, sala de estar, etc.) se requerirán de 2000 a 3000 lúmenes. El lumen es la unidad derivada del sistema internacional de flujo luminoso.

El formato y el sistema de proyección

En cuanto a qué formatos aceptar, estos son los que tienen más contenido multimedia, es decir, 16: 9 o 16:10. En cuanto al sistema de proyección, DLP es el de mejor desempeño porque ofrece los mejores contrastes, los colores no se degradan con el tiempo, tiene una mayor variedad de tonos de color, puede lograr colores profesionales y en general ofrece una mejor calidad de imagen.

La pantalla de proyección

No es demasiado técnico si elige una pared lisa y completamente blanca. Sin embargo, si esto no es posible, lo más recomendable son las pantallas de 120 pulgadas con soporte de techo donde es más fácil anclarlo.

El sonido es mejor si es "envolvente"

No se trata solo de la calidad de la visión, el audio es fundamental para una experiencia cinematográfica. En este sentido, se puede elegir entre una barra de sonido o un home cinema, lo más recomendable, lógicamente, es un completo equipo de home cinema para que la sensación de inmersión en la escena que se despliega frente al espectador sea total. La ubicación de los altavoces es muy importante, así como la acústica de la propia sala.

Por último, un buen sofá o sillón cómodo, palomitas y una bebida para disfrutar solo o en compañía te darán momentos de alegría mientras ves tus películas favoritas como si estuvieras en una sala de cine.