Los 10 mejores radiadores de inercia 2021

¿Le resulta difícil elegir su nuevo radiador de inercia? Escribimos esto Guía de compra especial de radiador de inercia para ayudarte, con el TOP10 de las mejores ventas del momento, pruebas, opiniones… Como en todas nuestras guías de compra, ¡hemos hecho todo lo posible para ayudarlo a elegir el mejor radiador de inercia!

Nuestra selección de radiadores de inercia

Guía de compra de radiadores de inercia

Última innovación en materia de calefacción eléctrica, el radiador inercial es una solución de calefacción destinada a quienes desean ganar confort térmico ahorrando energía.

Basados ??en el principio de inercia, todos los calentadores de inercia tienen la ventaja de consumir mucha menos energía que sus predecesores más tradicionales con su capacidad para proporcionar aire caliente incluso cuando están apagados.También puedes despedirte de esa sensación de "pies fríos" ya que el calor se distribuye de manera adecuada y uniforme por toda la habitación.Pero más allá de estos puntos en común, el rendimiento varía según la tecnología y los materiales utilizados.Cabe señalar que hay dos familias principales de radiadores de inercia:modelos de inercia seca y modelos de inercia fluida.Entonces, ¿qué radiador elegir?Para estar seguro de tomar la decisión correcta, es sobre todo necesario conocer la diferencia entre estos dos tipos.

Inercia seca y fluida: ¿cuáles son las diferencias?

En teoría, no hay mejor radiador inercial si solo se considera la calidad de la calefacción. La elección entre un radiador de inercia seca o de inercia fluida dependerá en gran medida de sus necesidades. Entonces, para elegir su calentador de inercia, descubra las características de cada tipo.

Radiadores de inercia secos

Al tener la capacidad de liberar su calor durante mucho tiempo, un calentador de inercia seco puede mantener una habitación cálida incluso cuando está apagada, lo cual es perfecto si desea reducir su factura de energía.

Los radiadores de inercia secos están equipados principalmente con un núcleo de calentamiento sólido que en la mayoría de los casos está hecho de placas de metal, aluminio fundido o acero. Otros modelos más eficientes incorporan un núcleo calefactor de materiales refractarios como ladrillo, piedra de lava, granito, esteatita o incluso cerámica. Gracias a su increíble inercia, estos materiales tienen la capacidad de acumular mucho más calor que se distribuirá uniformemente por toda la habitación incluso después de apagar la calefacción.

Si bien se sabe que los radiadores de inercia seca se calientan con bastante lentitud, este no es el caso de un modelo de gama alta con un panel frontal calefactado. También llamado radiador de calor suave, es particularmente sensible.

Radiadores de inercia de fluidos

A diferencia de los radiadores de inercia seca, el radiador de inercia de fluido tiene la ventaja de ofrecer un rápido aumento de temperatura. Esto se debe al hecho de que tiene un cuerpo calefactor de metal que a menudo está hecho de aluminio. Por lo tanto, podría decirse que es el mejor radiador de inercia para instalar en un dormitorio. Sin embargo, su mayor ventaja es su capacidad para proporcionar calor constante.

Un radiador de inercia de fluido tiene para la transmisión de calor un fluido caloportador en el que se sumergen los calentadores de inmersión (resistencias eléctricas). Este líquido, que puede ser agua glicol, aceite vegetal o mineral, gira así en circuito cerrado para emitir su calor a través de la fachada radiante. Por tanto, su modo de funcionamiento y los efectos que se sienten con un radiador de refrigerante no son tan diferentes de los de una calefacción central de agua.

¿Cómo elegir su radiador de inercia?

La elección del mejor calentador eléctrico inercial dependerá de sus hábitos de calefacción y de la configuración de cada habitación. Por lo tanto, deberá tener en cuenta la potencia del dispositivo, pero también el lugar donde se colocará su sistema de calefacción antes de comprar un radiador de inercia.

Seleccione la potencia adecuada

Su resistencia eléctrica permite que un radiador de inercia seco o fluido redistribuya el calor almacenado incluso cuando está apagado. Sin embargo, para que el aparato distribuya el calor de manera suficientemente uniforme, es importante elegir los niveles de potencia con cuidado. Entonces, Cuanto más espacio haya para calentar, más se necesitará un radiador potente. También deberá considerar el aislamiento de su hogar. Un aislamiento deficiente también requerirá más energía.

En pocas palabras, si la carcasa es hermética, sepa que para calentar una habitación de 15 m² a 20 ° C, necesitará un radiador con una potencia de unos 1000 vatios. En la situación contraria, será necesario doblar la potencia. Para estancias más amplias, puedes optar por alta potencia u obtener varios radiadores de bajo consumo.

Considere su ubicación

Ofreciendo mejores garantías de durabilidad en el tiempo, el radiador de inercia seco se recomienda en salas de estar. La lentitud de las variaciones de temperatura permite un confort óptimo. Aunque es más caro de comprar, el radiador de inercia seco sigue siendo una solución económica a largo plazo, especialmente en términos de consumo de energía.

El radiador de inercia de fluido, por otro lado, se calienta más rápidamente. También es atractivo en términos de precio y también es una calefacción eléctrica económica. Sin embargo, tiene la reputación de ser menos resistente. Es por eso que A menudo se recomienda usarlo como un calentador de respaldo eléctrico en dormitorios y habitaciones menos utilizadas de su hogar.. Así que tenga cuidado con la calidad de fabricación cuando elija este tipo de calentador.

más vendidos

Última actualización: 2021-02-27 02:33:28